Miedo

Miedo

  Cuando algo nos da miedo, tendemos a hacer lo que hacíamos de peques: escondernos, no mirar. 🙈 Pero a veces no funciona. De hecho, al no mirar, sentimos aún más miedo porque… ¿seguirá ahí? ¿estoy a salvo? 😰 Por eso a veces es bueno que nos quitemos el cojín de la cara, porque no ver algo no hace que desaparezca y porque en muchas ocasiones, cuando nos paramos a mirarlo, comprobamos que era peor lo que imaginábamos que lo que es en realidad. El miedo se esconde en muchos sitios. Aparece en cualquier momento o rincón. El miedo a veces moviliza y otras paraliza, nos maneja a su antojo si le dejamos. Por eso es importante analizar lo que se teme y entender que, a pesar de que a veces pueda resultar difícil, podemos superarlo, podemos enfrentarnos a él. Superemos nuestras inseguridades y digamos bien alto: no te tengo miedo, ¡miedo! 👻 Que la vida es más bonita cuando nos movemos hacia algo y no huyendo de algo 💜   ____ Sígueme en Instagram para no perderte estas cosillas...
Trusted Circles, una aplicación para volver a casa con más seguridad

Trusted Circles, una aplicación para volver a casa con más seguridad

“Trusted Circles” significa “círculos de confianza” y éstos son los que te acompañarán cuando vuelvas sola a casa. Todas -desgraciadamente- sabemos lo que es ir con miedo por la calle, ya sea por ser mujer, por el color de nuestra piel, por nuestra orientación sexual… Nos conocemos los antiguos “hazme una llamada perdida cuando llegues” que son los nuevos “mándame un whatsapp cuando estés en casa”. ¿Y si pasa algo por el camino? ¿y si no llegas a tener la oportunidad de escribir a alguien o si te gustaría haberlo podido hacer por el camino? Esto es lo bueno de Trusted Circles. Te la descargas en tu móvil y la activas cuando estés volviendo a casa. Las personas a las que hayas añadido a ese círculo de confianza podrán ir siguiendo tu ruta por GPS y ver tu recorrido, si te paras, si cambias de dirección y, lo que es más importante, sabrán donde estás si pulsas el botón SOS. Cuando sientas miedo, notes que te están siguiendo, si alguien se te acerca de manera amenazante,… vamos, cuando te sientas en peligro, puedes pulsar ese botón SOS y sucederán 3 cosas: Sonará una alarma en tu móvil bastante contundente para intentar que con ella el posible agresor sea ahuyentado. Les llegará una alarma a las personas que tengas añadidas en tu círculo de confianza. Ellas podrán ponerse en contacto contigo y/o facilitar a las autoridades tu localización exacta. También les sonará una alarma a las personas que tengan instalada la aplicación Trusted Circles y que estén a 1 km a la redonda. ¿Y si la amenaza ha pasado? No...
Masturbación culpable

Masturbación culpable

Ilustración de Ninde para PK Oioioioioiiiiiiii… ¿pero dónde tengo la cabeza? Si ya casi se acaba Mayo y no he compartido con vosotrxs el artículo que escribí en Proyecto Kahlo este mes. ¡Que desastrito! 😛 Este mes el tema era la culpa y por ello en él os hablo de la masturbación culpable porque hay personas que no disfrutan del autoerotismo porque la culpa las persigue. Así que no os lo perdáis y que la culpa NO os acompañe. Podéis leerlo pinchando...
En voz alta…

En voz alta…

Hasta que no lo dices en voz alta no es real. Existen momentos que se quedan como en el limbo de nuestra vida, parecen estancados en el tiempo, sentimos el botón de pause apretado en nuestro mando a distancia. Todo ha cambiado pero aún no del todo porque nuestra realidad es una realidad compartida, porque hasta que no hacemos partícipes a alguna persona de lo que está pasando es como si todavía no hubiese pasado. Y nos quedamos parados, porque el cambio asusta, porque a lo mejor no lo buscábamos o porque, aunque sea algo que queremos, muchas veces cuesta dar el primer paso, levantarse de la cama y darte cuenta de tu nueva realidad. Si lo callases quizás permanecerías en ese punto eternamente, quien sabe, igual la vida seguiría avanzando y tú con ella dentro de un envoltorio que ya no va contigo, como el muñeco que se queda eternamente en su caja y que nadie juega con él, inútil, solo. Pero das el paso y lo dices en voz alta y, tan sólo de esa manera, te das cuenta de que has accionado un interruptor y que esa luz nueva ilumina ahora tu vida. Todos lo hemos vivido, todos hemos sentido ese cambio, todos hemos estado en ese momento exacto que parece dividir una vida de otra, que separa con un “clic” el como son las cosas ahora de como nunca volverán a ser. Por eso es normal que a veces nos de miedo decir ciertas cosas. Cuando es algo positivo porque nos da la sensación de que se evaporará a medida que salgan las palabras por...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies