Se puede cambiar el mundo

Se puede cambiar el mundo

〰️ Quizás lo supe siempre. O igual lo soñé. Pero siempre tuve claro lo que quería del mundo a pesar de que me mirasen con cara de ‘estás loca’. Se puede cambiar el mundo. Ya lo creo. Puede que lo que aportes sea una gota en un océano. Pero qué gota. Y si todo el mundo la pusiese. Y si todo el mundo utilizase lo que tiene a su alcance para crecer, para cuidar, para disfrutar. Porque todxs podemos cambiar el mundo. Empezando por nosotrxs mismxs. Y dando a los demás. Tenemos la herramienta. Tenemos el arma para conseguirlo. No se necesita ser nada especial para usarla. Sabemos hacerlo. Nacemos sabiendo, simplemente hay quien lo olvida por el camino. Pero aquí estoy para recordártelo. Para animarte a que desempolves aquello que tienes dentro. Para que recuerdes esos momentos de inmortalidad de cuando eras pequeñx. Para que tengas en cuenta que las personas que te rodean pueden ser maravillosas. Y tú lo eres. Y tú también. Y tú. Y tú. La que sigue leyendo esto y la que pasó a otra cosa. La que lo sabe y la que lo duda. Porque el amor puede con todo. Así que ama. Como si no hubiera un mañana. Y dilo. Di las cosas buenas que ves en los demás y no sólo los defectos. Regala momentos de alegría y no sólo los malos pensamientos. Llama por hablar. Llama por escuchar. Ama. Y sueña. Y entre todxs hagamos de este mundo una maravilla. Quizás lo supe siempre. O igual lo soñé. Pero un día lo lograré (mos). 〰️ —-...
Pensé

Pensé

🍃Pensé que eras tú. Que habías regresado. Que me mirabas como tantas veces lo hiciste. Pensé que había vuelto a aquel lugar, a aquel momento. Me di cuenta entonces de que siempre había estado allí. Esa añoranza. Esa nostalgia. No por lo que fuiste, sino por lo que fui. Pensé que podía volver a serlo de nuevo. Que podría sentirme así. Pero no eras tú. Ni yo era yo. Aquel día pensé que te vi. Que nos vi. Que me vi.🍃 ——- Te espero por Instagram!...
Despedida

Despedida

Hoy he tenido que dejarte en sueños. He vuelto a aquel tiempo en el que éramos juntos. En el que existíamos al mismo tiempo y compartíamos un futuro. Te he mirado a los ojos. Te he dicho que te quiero, te quise y te querré. Te he dicho adiós. Y he despertado. He recordado cuando me lo dijiste tú. He tenido que esperar todos estos años para hacerlo yo. No porque te echase de menos, ni porque quedase algo pendiente. Tal vez porque, a veces, nuestro corazón no va al mismo ritmo que nuestra cabeza. Y a pesar de que han pasado años desde que se cerró esa etapa, parece que la información tarda en llegar al subconsciente. Y ahí estabas junto a los olores que me transportan a la infancia, junto a las canciones que no recuerdas pero que, al escucharlas de nuevo, te pones a cantar, junto a un montón de ropa para lavar. Y te he soñado. Como eras, como eres. Con todo lo hermoso y bonito que tienes dentro. Y me siento orgullosa de esos momentos que compartimos. No eres tú, soy yo. Hasta siempre. 〰️ ——– Te espero en Instagram...
Sentir

Sentir

Hace un año me estaban poniendo una placa en el peroné por una fractura (uuups! 😅) y ahora llevo esa misma placa en el llavero de recuerdo. Acompañada de una cassete y un vikingo islandés tomando helado. Lo típico. Y es que a lo largo de la vida te van a suceder muchas cosas. Algunas preciosas, otras horrorosas y muchas que estarían en la escala de grises entre las dos. No puedes decidir qué va a suceder siempre. Pero si cuál va a ser tu actitud ante lo que ocurra. Llora hasta que se acaben las lagrimas, ríe hasta que te duela todo de tripa a garganta, cáete y levántate o cáete y croquetea por el suelo. Haz todo lo que sientas. Al final lo importante no es tanto vivir sino sentir ⚡️ ——- Te espero por Instagram:...
Intolerante a ti

Intolerante a ti

Perdona… pero no me siento bien. Hay personas que son intolerantes a la lactosa, al gluten y/o a la fructosa. Yo soy intolerante a tus excusas, a tus ‘la próxima vez’, a tus palos de ciego, a tus ‘nos volveremos a ver’. A tu piel, a tu cuerpo, a tu mirada que expresa todo lo que tu boca no se atreve a decir. A tu miedo a mirarte dentro, a tus quejas sin buscar una solución. A tus espacios, tus tiempos, tus, tus, tus, tus. Cuando repites mucho una palabra deja de tener sentido. Cuando te repito en mi cabeza te sucede lo mismo. Perdona… pero no me sientas bien. ———- ¿Nos vemos por Instagram?...
Página 1 de 3123

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies