A ver quien la tiene más grande…

A ver quien la tiene más grande…

Si es que los humanos venimos del mono y eso a veces se ve muy claramente…los hombres no compiten por quien tiene más pecho palomo o por ver quien tiene el culo más rosa (o eso espero) pero desde luego lo de «a ver quien la tiene más larga», un clásico de la adolescencia (espero), sigue estando de moda y ¿por qué digo esto? porque han sacado una aplicación para que los hombres puedan medirse su pene erecto y sacar sus conclusiones. La excusa: saber tu talla de condón, aunque también te dicen como estarías en el «Ranking Mundial». (Para iPhone pinchando aquí y para Android aquí) ¿Y cómo la mide? muy fácil, para su longitud hay que seguir 2 pasos según ponen en su web: 1.- Sujeta el miembro erecto al lado de la regla que marca los centímetros al lado derecho de la aplicación. 2.- Mide desde la base del pene y marca cuando llegas hasta el final. Por favor, complicado no será pero absurdo un poco demasiado, ¿no? Pero sigamos, ya que no sólo es el largo sino su ancho… ¿o qué pensabais? Eso si, aquí nuestra querida app se convierte en algo más rudimentaria ya que los pasos que ponen a seguir son los siguientes: 1.- Usa una cinta suave y rodea tu miembro con ella. 2.- Luego estira la cinta y mídela con la ayuda de tu smartphone como anteriormente. Vamos, que lo mismo puedes hacerlo con una cinta métrica y te dejas de lios, de pringar el teléfono, de dejar algún pelillo que luego llevarás confiado a tu oreja y boca en la siguiente conversación…pero...

Convierte tus dedos en vibradores con Hello Touch

Hello Touch de JIMMYJANE es un juguete totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados ya que convertirá tus dedos en vibradores naturales. Consta de unas huellas dactilares y una muñecera. Al llevarlo en tus propios dedos hará que las caricias sean más naturales, cómodas y naturales. Además pueden usarlo tanto hombres como mujeres y puedes elegir en que dedo llevarlo… 2 dedos a elegir, un sinfín de oportunidades de placer.   Pero aún hay algo más ya que estos «dedillos bailones» pueden introducirse en el interior de tu cuerpo por lo que no se queda únicamente en la estimulación externa. Se puede, por ejemplo, en el caso de las mujeres tener un dedo en el clítoris mientras el otro revolotea en el interior de tu vagina buscando el punto G.   La estética no la veo del todo conseguida pero siempre se puede fantasear con que estamos en una nave o somos superheroes con armas especiales o, quien sabe, igual a alguien le excita el que le tomen la tensión 🙂   La verdad sea dicha, a mi me gustaría probarlo… ¿a...
Punto G femenino

Punto G femenino

El otro día hablábamos del punto G masculino y me he dado cuenta de que se nos ha pasado hablar del femenino…así que aquí estoy! ¿Qué es el punto G y dónde se encuentra? Es una pequeña (gran) zona formada por tejido nervioso que se encuentra en la parte anterior de la vagina, a unos 5 cm aproximadamente y que estimulándola puede provocar muchísimo placer. La controversia está servida ya que muchos científicos afirman que su existencia es subjetiva y no está comprobada mientras que otros hablan de una evidencia fisiológica…yo creo que si piensas que no existe es simplemente porque no lo has encontrado, por lo que te propongo investigar y descubrir tu cuerpo hasta que encuentres el «premio». ¿Tiene una forma específica? El punto G es una zona abultada que sobre todo al estar excitada se puede palpar bastante fácilmente, es como si tocases una bolita a través de una manta, por decirlo de alguna forma, por eso a veces se habla de él como «el botón del placer«. ¿Cómo se puede estimular el punto G?  Hay muchas maneras. Podemos utilizar las manos, introduciendo los dedos curvados hacia arriba como si hicieses un pequeño gancho y, de esa forma, masajear la zona frontal de la vagina. Por otro lado, dependiendo de la postura que adoptemos durante el coito es más fácil que nos situemos de una forma determinada que haga que el pene golpee suavemente este punto, como por ejemplo, la que se conoce como «el perrito«, el pene al entrar en la vagina lo va a hacer como si fuese con GPS hacia el punto G, ¡sin...
Punto G masculino

Punto G masculino

Cuando hablamos del punto G siempre pensamos en la mujer y, es verdad, que cuando Gräfenberg, cedió su inicial para nombrarlo se refería al femenino pero ¿existe un punto G masculino? Si, existe y ¿dónde se encuentra? en la cara posterior de la próstata y ¿cómo se accede a ella? por el recto. ¡Equilicuá! Ahí está el problema al que se enfrentan muchos hombres a la hora de explorar su punto G, ya que cualquier tipo de práctica que sea llevada a cabo a través del ano la consideran una práctica homosexual. Aquí tendríamos que destruir muchos mitos ya que el ano puede ser fuente de placer para todas las personas, tanto hombres como mujeres independientemente de su orientación sexual. Todos tenemos oídos, boca y ano, si, señores, no hay distinción de género. En consulta muchos hombres reconocen haberlo probado ellos solos pero no se lo han comentado a su pareja y mucho menos a sus amigos y todo porque siempre se ha asociado a eso, prácticas sexuales homosexuales o al dolor, ya que muchas veces hablamos del coito anal o la masturbación del mismo de manera violenta…pero ¿si fuese doloroso, lo practicaríamos? No, evidentemente. Otros hombres temen pedírselo a sus parejas por miedo a lo que puedan pensar ellas, por los prejuicios que estábamos comentando, y de esta forma nos encontramos con el magnífico caso de la pescadilla que se muerde la cola: quiero probarlo pero “creo que no está bien” o “eso me hace menos hombre” o “igual si me gusta eso es que me gustan los hombres”, etc. Por lo que no lo hago, por lo...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies