Superando el miedo al amor

Superando el miedo al amor

Hace unos meses escribí un artículo en Proyecto Kahlo sobre la Filofobia o el miedo al amor (lo podéis leer pinchando aquí) y es que hay gente que por A o por B termina poniendo trabas a futuras relaciones por miedo a que le hagan daño. Para las personas que se sientan identificadas dejo unos consejillos: 1. El pasado, pasado está. Puede que hayas tenido malas experiencias en el pasado, que hayas vivido alguna relación que te ha marcado o no haya salido bien pero eso no quiere decir que ese vaya a ser el patrón de tu vida. Parece que si, por ejemplo, todas las personas con las que has tenido una relación te han sido infieles la lógica te diga que no debes confiar, que volverá a pasar. ¿La realidad? Cada persona es un mundo y aunque hayas sufrido en el pasado eso no quiere decir que lo vayas a hacer en el futuro. No cierres puertas a la gente, no construyas un murito de defensa a tu alrededor porque lo pasado ya no está y el futuro que crees ver ante ti te lo estás guisando y comiendo tú, lo importante es el ahora y ese muro no te va a dejar disfrutar de ello. 2. El amor no te hace vulnerable. Querer a alguien no es lo que dicen las canciones, no es pasar a ese “sin ti no soy nada” o al mítico “somos uno en un mismo cuerpo” ¡y menos mal! Una relación sana no te va a hacer débil, no es algo incontrolable, el amor es un sentimiento positivo que te puedes permitir expresar, no se rompe por hablar de ello, no se pierde...
15 consejos MÁS para sentirse mejor

15 consejos MÁS para sentirse mejor

Si 15 Consejos para sentirse mejor no fueron suficientes, aquí os dejo 15 más que espero que también os sirvan en vuestra vida 🙂 1. El fracaso es aprendizaje. Todos podemos fracasar en algo, de hecho, si te paras a pensar en alguna persona que admires seguro que esa también ha fracasado en algo, es normal, no somos perfectos (¡ni ganas!) y para aprender también hay que equivocarse. Así que no le des tantas vueltas, no te quedes tumbado en el suelo después de la caída, levántate y mira hacia el futuro e intenta no volver a tropezarte en la misma piedra. Eso si, también asume que los seres humanos somos expertos en eso por lo que, si así fuera, tampoco seas tan dura/o contigo. 2. Ponte fechas límite. Somos así, muchas veces “dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy” porque hay cosas que dan pereza hacer no tenemos a alguien que nos haya puesto una fecha límite para hacerlo… ¿y si lo hacemos nosotros? ¿y si en vez de vivir con un “consumir preferentemente antes de…” vivimos con una “fecha de caducidad” en nuestras acciones? nos quitaríamos muchas cargas de encima y viviríamos más tranquilos y relajados. Además, ya sabéis como son estas cosas, basta que no hagas algo para que te venga a la cabeza en los momentos más inoportunos, como por ejemplo, cuando nos intentamos dormir. Un, dos, tres… responda otra vez. 3. No te rayes. Repetir pensamientos constantemente no es bueno porque al final conseguimos agrandar los problemas y disminuir las alegrías. Si te descubres pensando una y otra vez lo mismo puedes probar...
15 consejos para sentirte mejor

15 consejos para sentirte mejor

1. ¡Música! Todos tenéis en la recámara esas canciones/grupos que te motivan, te dan buen rollo, las que, sin quererlo, hacen que tu cuerpo se mueva a su son. ¿Por qué siempre que estamos un poco bajos de ánimo tiramos de canciones lentas y melancólicas? una actitud un poco masoquista, ¿verdad? ¿Mi consejo? créate una lista de reproducción (o CD o derivados) de canciones que te gusten, que suelas disfrutar cuando estés alegre, que hagan que salga en ti el Pavarotti de la ducha y vívelas, disfrútalas, báilalas y cántalas, verás como te hace sentir mejor. 2. Planea hacer algo… ¡y hazlo! Cuantas veces se quedan cosas en el tintero, “no, si me apetecía quedar con X para tomar algo pero…”, “iba a hacer un curso de eso pero…”, “había pensado decirle aquello pero…”… ¡basta de peros y de peras! Si hay algo que te apetezca hacerlo, hazlo y disfrútalo, no busques excusas, no dejes que la rutina o la vagancia te puedan y regálate muchísimos momentos de estos. Puedes planear algo excitante, que te apetezca mucho hacer y ya sólo con el proceso te sentirás mejor. 3. Prueba algo nuevo. Muchas veces no salimos del ABC de nuestra vida o del sota-caballo-rey…injusto, será por letras en el alfabeto y cartas en la baraja, prueba a hacer cosas nuevas y rompe con tu rutina. 4. Utiliza tu cuerpo. ¿Sabes que pasa si empiezas a mover una pierna de manera rápida y continua? qué al final te pones nerviosa/o, te aceleras, haces que tu cuerpo te cree esa sensación de intranquilidad…lo bueno es que al revés también funciona, ¿estás con...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies