Hola, me llamo Marta y soy… sexóloga

Hola, me llamo Marta y soy… sexóloga

Esta mañana me he encontrado en el e-mail la siguiente pregunta de Elena: “Marta, me gustaría saber como les contastes a tu familia y amigos que ibas a estudiar un master de sexología porque yo estoy en esa situación y se me hace muy difícil por lo que puedan pensar.”

¿La verdad? No me lo planteé, trabajar haciendo terapia sexual y de pareja era a lo que me quería dedicar y no le di más vueltas. ¿Cómo lo dije en mi entorno? Pues igual que si me hubiese decidido a hacer uno, yo que se, de Psicología Infantil por ejemplo, ¿por qué? porque para mi no tiene absolutamente nada de malo ni denigrante ni me convierte en nada raro.

Eso si, te encontrarás con muchas respuestas por tu camino. Aquellos que cuando se enteran de que eres sexóloga sólo pueden añadir con mirada picarona “aaaah! entonces tu debes saber mucho de sexo, ¿me enseñas alguna cosa?” y tú te quedas pensando “que pena que la madurez no se enseñe aunque no estaría mal un poquito de respeto y educación”

Luego están los que te miran y rezan por dentro para que no vayas al infierno porque claro, hablar de sexo tiene que ser pecado… y los que piensan que el estudiar sexología y la prostitución casi van de la mano…lamentable.

Cuando estudié el master, en clase éramos todo mujeres y un único hombre  (un besito desde aquí a todas y a Luis!) y, cuando lo comentabas fuera, casi siempre se daban 2 respuestas: “¿sólo uno? es gay, ¿no?” y otra “¡que listo! ¡como se tiene que poner las botas!” El tipo de orgía que se pensaban que era no lo se pero, la verdad, siempre me pareció curioso.

De todas formas, Elena, lo bueno es que, por lo general, la gente reacciona de forma normal y natural, no te miran raro ni te juzgan, simplemente aprovechan a hacerte alguna preguntilla sobre el tema pero vamos, que eso es normal y creo que todos lo hacemos. Y si ellos no te van a juzgar ¿por qué has de hacerlo tú?

Eso si, el tabú y los problemas están en los demás, yo se de gente de mi familia (desde aquí mando tironcillos de orejas) que no me leen porque el leer como la “niña pequeña” habla de sexo les ruboriza…a mi edad hablando de estas cosas! si sólo tengo…30 años! 🙂 eso si, si me adentro en el mundo de la psicología y me pongo a hablarles de fobias o ansiedad, por ejemplo, no creo que tengan problema en leerlo. ¿Quién tiene que quitarse esos prejuicios?…efectivamente.

Pero ese es el tema, hemos crecido en una sociedad en la que el sexo es malo, no hay que hablar de ello, no quiero saber que mis hijos lo practican, ni quiero ver que mi primo es homosexual, ni quiero, ni quiero… Por ello, todo se hacía (y se hace) a escondidas, ocultándolo, sin comentarlo, como algo oscuro, incluso sucio, de ahí que al relacionar nuestra profesión con ese tema proyecten esos valores e ideas que inundan sus cabezas.

¿La realidad? La Sexología es un mundo maravilloso e interesantísimo, el poder ayudar a gente a través de una terapia sexual es muy satisfactorio y en terapia de pareja aún más que es un 2×1! Ánimo y adelante! No te avergüences nunca de ser tu misma.

z002wslidertepar1920x1050

 

Etiquetas: , , , , ,


8 Comentarios

  1. Jamás hubiera pensado que alguien pudiera relacionar sexología con prostitución. Está claro que quedan muchos cazurros todavía. Por otra parte, yo creo que al menos en las grandes ciudades ya está superado el tabú del sexo o al menos en visos de desaparecer, siempre quedarán los vestigios del "antiguo régimen" pero vaya que no es la misma situación que se vivía hace 20 años.
    Besos!!

    Responder
    • No, afortunadamente no es la misma, sino esto sería una quema de brujas 😉

      Responder
  2. Hola!
    Cada vez tengo menos paciencia con esas cosas. Puedo entender que mucha gente no sepa que es la sexología pero me parece una falta de respeto presuponer que has estudiando durante años para saberte todas las posturas del kamasutra.

    Cuando estudiaba el Máster la gente me decía cosas como "y que hacéis en clase?" "puedo ir yo un día de observador?". Recuerdo en esa época que conocí a un chico que me dijo que él nunca podría estar con una sexóloga porque no se fiaría, bueno, yo creo que nunca podría estar con una sexóloga porque ese tipo de observaciones hacen salir corriendo a cualquiera.

    Ahora que ya llevo varios años dedicándome a esto tengo que decir y me da hasta pena, que muchas veces digo que soy psicóloga sin más o, como mucho, terapeuta de pareja. Lo de decir que soy terapeuta sexual rara vez lleva a las reacciones correctas, en general me encuentro con un buen rato respondiendo a preguntas como "¿como se hace un cunnilingus?" o "¿te sabes algún truquito?" (es posible que no me junte con las personas adecuadas, jaja).

    Me alegra encontrar este blog, te seguiré!

    Este es el mío http://www.vidasexualypareja.com

    Responder
    • Bienvenida tocaya!! 🙂

      un chico diciendo que no estaría con una sexóloga por eso…debería sorprenderme pero me temo que no es la primera vez que lo escucho! lamentable, eh?

      y te entiendo perfectamente alguna vez me he quedado como "soy psicóloga". punto.

      bienvenida a Destino:Placer! seguiré el tuyo! 😀

      Responder
  3. ay madre mía, si cuando yo siempre te digo que haces mucha falta en el mundo es para ver si curas cabezas como ésas… ojalá la gente se diera cuenta de lo mucho que os necesitan y se dejaran de tanta tontería. tú a lo tuyo, que tienes un don especial para comprender y ayudar, viva marta la sexóloga con mayúsculas!! (google me subraya en rojo sexóloga…hasta ellos lo tienen vetado?)

    Responder
  4. pues yo es que no tenía ni idea de que vivíais una situación así…no me entra en la cabeza que alguien pueda decir esas cosas en serio. cada día me vengo más abajo…mucho ánimo, desde otro gremio de incomprendidos: los informáticos. yo tengo amigos que dicen que son cualquier otra cosa porque si no, no se comen una rosca jejejeje.

    Responder
  5. Hola a todos: Soy padre de una psicóloga, sexologa y terapeuta de pareja y cuando me dijo lo que quería estudiar en un master me pareció muy bien. ¿por qué no me lo iba a parecer? Y tan orgulloso de ella.

    Leo su blog de vez encuando y me consta que amigos míos también lo hacen. Y hasta me presnto a los concursos de relatos heróticos.

    Por si alguien no lo ha "cogido" soy el padre de Marta.

    Un Beso a las Bellas y un Abrazo a los Feos.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies