Tampones y compresas como contrabando

Tampones y compresas como contrabando

Todas lo hemos hecho. Tenías la menstruación en el colegio y entrabas en modo ninja. Aprovechabas las sombras para recorrer el pasillo lo más rápido posible, entrabas en clase tras comprobar que tus compis seguían en el recreo y ahí no había nadie. Te acercabas a tu mochila y buscabas un tampón que ponerte mientras mantenías alerta tu ‘sentido arácnido’ por si a alguien se le ocurría entrar y te preguntaba eso tan cruel y temido… ‘¿qué haces?‘. Hay personas sin compasión. Rebuscabas: 2 bolis -uno sin tapa y otro con ella pero bien mordida-, un folio arrugado, la notita que te pasó no sé quién, el envoltorio de un chicle, gomas de pelo que probablemente no eran tuyas -las tuyas estarían en otras mochilas y lo sabes-, un clip, la goma de borrar, un sacapuntas roto y… ¿qué es lo que hay más al fondo? ¡ah! ¡si! el PÁNICO. Pánico al ver que no has traído ni tampón, ni compresa ni apaño en su ausencia –todas hemos ido por la vida en un momento dado con un pañuelo desechable, papel higiénico o una servilleta aunque no solamos hablar de ello. #truestory Inmediatamente huyes de ahí como si no hubiera un mañana buscando a tus amigas mientras te imaginas como Carrie en su fiesta de fin de curso. Haces contacto visual. Se alarman. Te acercas al oído de la que tienes más cerca y casi sin movimiento, cual ventrílocua, le preguntas si tiene un tampón o compresa. La respuesta es no. Pasas a la siguiente y empiezas de nuevo la misma operación. Mientras, alguna persona te ha preguntado algo...
La copa menstrual

La copa menstrual

Dibujitos hechos por mí, no juzgar duramente 😉   ¿Conocéis la copa menstrual? Hay muchas mujeres que no conocen lo que es una copa menstrual o, si lo hacen, la miran con reticencia. Yo puedo decir y afirmar que ¡es lo mejor que me he comprado en mucho tiempo! ¿En qué consiste? En una copita de silicona reutilizable que logrará que te olvides de los tampones y las compresas. Se coloca en la vagina y recoge el flujo menstrual a medida que éste se va produciendo. Cuando tu ciclo termina la limpias, la guardas en su bolsita y la tienes lista para usar el siguiente mes. Como podéis ver en el dibujo, la copa menstrual no se adentra tanto como el tampón pero gracias al material del que está hecho no te enteras de nada… Matizo esto porque a más de una os habrá pasado lo que a mi alguna vez, que el tampón se queda más cerca de la boca de la vagina de lo que debería y molesta mucho. La copa menstrual se puede doblar de 2 formas para introducirla, la verdad es que con la primera de las opciones va muy bien por lo que no he probado la segunda. Una vez en el interior ella sola se abrirá y ¡tachán! ¡lista! ya te puedes ir tranquila que de ahí no sale nada 😉 Dependiendo del flujo habrá que calcular las horas pero contiene 3 veces más líquido que un tampón de los “Super”. Su retirada también es muy sencilla, la pellizcas un poquito, se quita el “vacío” creado, por decirlo de alguna forma, ¡y fuera que va! la vacías y...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies