Tampones y compresas como contrabando

Tampones y compresas como contrabando

Todas lo hemos hecho. Tenías la menstruación en el colegio y entrabas en modo ninja. Aprovechabas las sombras para recorrer el pasillo lo más rápido posible, entrabas en clase tras comprobar que tus compis seguían en el recreo y ahí no había nadie. Te acercabas a tu mochila y buscabas un tampón que ponerte mientras mantenías alerta tu ‘sentido arácnido’ por si a alguien se le ocurría entrar y te preguntaba eso tan cruel y temido… ‘¿qué haces?‘. Hay personas sin compasión. Rebuscabas: 2 bolis -uno sin tapa y otro con ella pero bien mordida-, un folio arrugado, la notita que te pasó no sé quién, el envoltorio de un chicle, gomas de pelo que probablemente no eran tuyas -las tuyas estarían en otras mochilas y lo sabes-, un clip, la goma de borrar, un sacapuntas roto y… ¿qué es lo que hay más al fondo? ¡ah! ¡si! el PÁNICO. Pánico al ver que no has traído ni tampón, ni compresa ni apaño en su ausencia –todas hemos ido por la vida en un momento dado con un pañuelo desechable, papel higiénico o una servilleta aunque no solamos hablar de ello. #truestory Inmediatamente huyes de ahí como si no hubiera un mañana buscando a tus amigas mientras te imaginas como Carrie en su fiesta de fin de curso. Haces contacto visual. Se alarman. Te acercas al oído de la que tienes más cerca y casi sin movimiento, cual ventrílocua, le preguntas si tiene un tampón o compresa. La respuesta es no. Pasas a la siguiente y empiezas de nuevo la misma operación. Mientras, alguna persona te ha preguntado algo...
Sexualidad en la infancia

Sexualidad en la infancia

El mes pasado escribí en Proyecto Kahlo sobre sexualidad en la infancia. Es un tema que sigue siendo tabú y que no se habla por eso me parecía muy interesante y necesario comentarlo. La preciosísima ilustración que lo acompaña es de mi compi Laura a la que podéis seguir aquí en Instagram. Y sin más preámbulos, que ya llego un mes tarde, os dejo que leáis el artículo y, si queréis, me comentéis vuestras experiencias y opiniones. Pinchando aquí lo...
Tener o no experiencia en el sexo

Tener o no experiencia en el sexo

La experiencia en el campo sexual no tiene título. No hay nadie que acredite horas. No subes de nota en función del número de parejas/ encuentros que hayas tenido. Y de hecho, esto no garantiza que seas mejor ni peor. Tenemos tan olvidado el terreno sexual en nuestra sociedad que a veces nos parece que somos como Sócrates y su ‘solo sé que no se nada’. El sexo se utiliza para vender, para dar connotaciones, sexualizamos hasta lo no sexualizable y lo sexuado lo pasamos por alto. ¿Qué es la sexualidad? ¿Es tener pareja? ¿Es masturbarse? ¿Es follar? La sexualidad es todo. Es una mirada, un gesto, un pensamiento, las imágenes que suceden por tu cabeza cuando te -le- desnudas, los nervios ante el encuentro, el escalofrío por la espalda, las ganas de besar, las ganas de sentir… La sexualidad es algo bello que han intentado estigmatizar. Hay quienes lo han convertido en pecado, otros en un arma de poder, hay quienes la usan para someter y los hay que piensan que es algo perverso. Cuando la perversión es lo que están haciendo con ese pensamiento. El sexo es sentir. Es conocer. Es comunicación no verbal y descubrir el mundo a través de los sentidos. Y para hacerlo no se necesita experiencia. No te hagas pequeñitx porque no hayas hecho A o B. No eres menos si has estado con una única persona ni si has estado con 100. Porque la realidad es que cada persona es diferente. Cada una tenemos nuestro cuerpo, nuestro olor, nuestro ritmo, nuestro gusto. Y cada persona con la que te encuentres va a...
Entre orgasmos masculinos: el periodo refractario

Entre orgasmos masculinos: el periodo refractario

El título iba a ser “El periodo refractario” tal cual pero ya sabéis que a mi lo de los títulos al uso, que se encuentren fácilmente buscando en google y que puedan facilitar un entendimiento, no se porqué pero no me dicen nada. Igual porque parecen demasiado drásticos o médicos o parece que venga a daros una clase de biología en modo serio -y ya sabéis que el humor es vital para mi- pero sea como sea me quedo con este título y ¡oye! que a gustito 😛 Pero bueno, vamos al lío 😉 Los hombres, tras el orgasmo, tienen un tiempo en el que el cuerpo entra en reposo, la sangre abandona sus genitales por lo que se baja la erección, las pulsaciones disminuyen y se relajan. Esa vuelta a la estabilidad física y psíquica en la que se conoce como el periodo refractario. Es un tiempo, en el que podemos decir, que el cuerpo va recargando las pilas, recupera la energía perdida, vuelve a hacer acopio de espermatozoides en condiciones, etc. Pero, si hay algo característico de este tiempo, es que no se tienen ganas de nada, no suelen apetecer más encuentros sexuales y, si las tuvieses, el cuerpo no consigue excitarse o, si lo hace, no logra la misma intensidad. Vamos, que o no consigues una nueva erección o la consigues pero “a medias”, por decirlo de alguna forma. ¿Cuánto dura este tiempo? Depende. Si, ya veo vuestras caras de decepción y los ojos a lo “gato con botas” de no me digas eso por favor, ¡dame cifras!. Pero es que esa es la realidad… hay personas...
En Clownstrucción, una obra de Degustando Placeres

En Clownstrucción, una obra de Degustando Placeres

En Clowntrucción es un espectáculo sobre la sexualidad utilizando el humor como medio, que te hará replantearte muchas cosas, reírte, pensar, reírte un poco más, abrir los ojos… vamos, en pocas palabras: una GENIALIDAD. Y es que, cuando juntas a dos sexólogas cargadas de conocimientos, ilusión y como arma una enorme nariz roja payasil, sólo puedes tener este resultado. No os voy a mentir, no soy objetiva del todo por diferentes puntos: Irene y yo estudiamos juntas el Master de Sexología y Terapia de Pareja en SEXPOL y, a pesar de no vernos habitualmente, es de esas personas a las que entregas un trocito de tu corazón sin pensar nunca en que te lo devuelvan. Una mujer que marca, que no se olvida. Núria es compi en Proyecto Kahlo y es una mujer con un magnetismo especial que sorprende con su energía y con la facilidad con la que puede hacer que te duela la tripa a través de la risa. Siendo así no me sorprendió enterarme de que las dos estaban juntas en Degustando Placeres organizando cosas tan bonitas. Me encantan las cosillas que remueven, que iluminan recodos a los que habitualmente no llega la luz, que hablan con naturalidad y hacen que aprendas algo nuevo, que ganes, que te descubras, que te conozcas. Reír es casi tan vital como respirar. ¡Qué bien sienta! No os quiero contar nada del espectáculo en sí para que lo veáis por vosotrxs mismxs, pero sí que sepáis que dura una hora y media larga y que, al final, hay una puesta en común abierta para todo el mundo que eso siempre hace...
La sexualidad no tiene edad

La sexualidad no tiene edad

Ilustración de Qam para PK   Este mes en Proyecto Kahlo hablamos sobre la edad y, cuando me iba a poner sobre el tema lo primero que me vino a la cabeza fue una pregunta que S. y compañía -como son estas cosas del anonimato jajaja- me hicieron este verano: ¿hasta cuando se pueden tener relaciones sexuales? ¿nuestra sexualidad viene con una fecha de caducidad? ¿hay sexo más allá en nuestro futuro o estamos destinadxs a, llegadxs un punto, rememorarlo? Evidentemente ya les di mi opinión a ellas en verano -porque tenerlas esperando de agosto a noviembre igual estaba feito ;)- pero ahora podéis leer la respuesta todxs  pinchando...
Página 1 de 812345...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies