La copa menstrual

La copa menstrual

Dibujitos hechos por mí, no juzgar duramente 😉

 

¿Conocéis la copa menstrual?

Hay muchas mujeres que no conocen lo que es una copa menstrual o, si lo hacen, la miran con reticencia. Yo puedo decir y afirmar que ¡es lo mejor que me he comprado en mucho tiempo!

¿En qué consiste?

En una copita de silicona reutilizable que logrará que te olvides de los tampones y las compresas.

Se coloca en la vagina y recoge el flujo menstrual a medida que éste se va produciendo. Cuando tu ciclo termina la limpias, la guardas en su bolsita y la tienes lista para usar el siguiente mes.

Como podéis ver en el dibujo, la copa menstrual no se adentra tanto como el tampón pero gracias al material del que está hecho no te enteras de nada… Matizo esto porque a más de una os habrá pasado lo que a mi alguna vez, que el tampón se queda más cerca de la boca de la vagina de lo que debería y molesta mucho.

La copa menstrual se puede doblar de 2 formas para introducirla, la verdad es que con la primera de las opciones va muy bien por lo que no he probado la segunda. Una vez en el interior ella sola se abrirá y ¡tachán! ¡lista! ya te puedes ir tranquila que de ahí no sale nada 😉

Dependiendo del flujo habrá que calcular las horas pero contiene 3 veces más líquido que un tampón de los “Super”. Su retirada también es muy sencilla, la pellizcas un poquito, se quita el “vacío” creado, por decirlo de alguna forma, ¡y fuera que va! la vacías y lista de nuevo para volverla a insertar.

Lo ideal si estás en un baño privado es lavarla con agua cuando la cambias pero ¿y si te pilla fuera de casa? ¿y si estás en un baño público? pues la vacías y listo que no pasa absolutamente nada. Todo ello con las manos limpias, obvio 🙂

¿Qué puedes hacer con la copa menstrual?

Todas aquellas cosas que podrías hacer utilizando un tampón: deportes, natación, dormir tranquila, bailar, escalar el Himalaya, croquetear por el suelo, vamos, lo que te de la gana.

¿No te convence del todo? Pues aquí te dejo más motivos:

Ahorrarás.

Una copa menstrual puede rondar los 30 euros pero te puede durar de por vida así que echa cuentas de cuanto dinero te ahorrarías en tampones, compresas y salvaslips!

Serás previsora.

En esos días que sabes que está al caer pero no sabes cuando te bajará la regla puedes ponértela sin problema y así, si pasa, estarás preparada.

Respeta el ph de tu vagina.

Los tampones tienen agentes químicos que desequilibran nuestra flora vaginal, producen sequedad y pueden dejar restos de fibras en nuestras paredes vaginales que pueden ocasionar infecciones,…la copa menstrual respeta completamente el entorno vaginal ya que no absorve nada, simplemente recoge.

Porque tu menstruación no huele.

Muchas mujeres se sienten avergonzadas por el olor que se puede sentir esos días pero ¿sabéis que no tendría ni que oler? ese olor es producido al estar la sangre en contacto con agentes químicos ya sean los de las compresas o los de los tampones, con la copa menstrual ¡ciao olores!

No tienen asociado el Síndrome de Shock Tóxico al contrario que los tampones.

Lo más que puede pasar si te dejas la copa menstrual 15 horas sin cambiar es que, si supera el máximo, empieces a manchar.

Ayuda al medio ambiente.

Es ecológica y además no producirás ni se sabe cuantos desechos al año que no son biodegradables. Además no están probados en animales.

Menos espacio en tu maleta.

No se que mujer no agradecerá el no tener que llevar de viaje la caja de compresas/tampones. Viene con una bolsita por lo que, la metes en ella, y no ocupa nada de nada.

Nadie podría saber si la llevas ni aún viéndote desnuda.

La copa menstrual no tiene el hilito como el tampón y se queda en la boca de la vagina por lo que podrás ponerte tranquilamente el bikini sin preocuparte de que se vea nada, se enganche con algo, y hacer lo que quieras, como si quieres dormir completamente desnuda 🙂

Hay muchos tipos, yo me compré la Mooncup y está muy bien pero seguro que hay muchas otras del estilo.

by Isa Ibaibarriaga para Proyecto Kahlo

Pinchando aquí podéis leer la experiencia de Mines en Proyecto Kahlo, ¡altamente recomendable! y si os surge cualquier duda más no dudéis en preguntarla que para eso estoy 😉

Etiquetas: , , , , , ,


7 Comentarios

  1. Absolutamente genial. Llevaba tiempo planteándome comprarla y nunca daba el paso. Hará unos 4 meses que por fin me decidí, porque además tengo cándidas con frecuencia y los tampones me producían malestar y aumento de infecciones. No he vuelto a tener ni una cosa ni la otra. Me parece la mejor compra que he hecho relacionada con mi salud.

    Ojalá entre todas hagamos llegar la información a cada vez más mujeres. A las grandes empresas de tampones, compresas y salvaslips no les conviene que esto se sepa mucho, porque supone su fin… ¡pero nuestra salud está en juego!

    No me canso de recomendarla a todas las mujeres que me rodean… algunas tienen esa idea de "qué asco", en fin, yo no me rindo.

    Me ha encantado el artículo. A ver si hago yo uno y comparto mi propia experiencia.

    Un abrazo.

    Responder
    • Hola Dora! gracias por escribir 🙂

      a mi lo de "que asco" me parece surrealista, ¿qué tendrá de asqueroso? ¿acaso les da ese asco si les sangra la nariz? ¿y los tampones y compresas, están limpios, blancos y relucientes cuando los han usado? yo estoy contigo, tampoco me rindo!

      Entiendo que todo lo nuevo da pereza e incluso miedo a lo desconocido pero para eso estamos nosotras…por algo será que todas las que lo probamos no lo cambiamos, no?

      Espero leer tu experiencia! pon el enlace en comentarios cuando la tengas y así la podrá leer todo el mundo 🙂

      un besito!!

      Responder
  2. Hola Marta!! Lo primero, enhorabuena por tu blog, es genial. Yo por la educación que recibí nunca he podido hablar de estos temas… Era pecado!!!! Y ahora me da vergüencilla, pero estoy creciendo y mis ideas están cambiando y no me siento tan culpable al leer cómo pensaba, y eso es un alivio!!
    Tengo una pregunta, tengo 22 años y soy virgen, siempre me dijeron que las relaciones íntimas son para tener bebés…, el caso es que no sé si podría usar la copa, me dolerá mucho??? Nunca he usado tampax ni nada interno, no tengo la experiencia de absolutamente nada dentro de mí en esa zona y como me da miedito, aún no me he atrevido además me da la impresión de que es muy grande y no me va a entrar… Hay varias tallas??, qué opinas?

    Muchas gracias!!! Te seguiré leyendo
    Un beso

    Responder
    • Hola Anónima y bienvenida! 🙂

      la copa si que la puedes usar siendo virgen, compras la más pequeña y solucionado! eso si, siempre y cuando, por virgen entendamos "no haber tenido relaciones sexuales" ya que la copa, como montar en bici, a caballo o darte un golpetazo, puede hacer que el himen se rasgue o rompa.

      La talla pequeña la verás "muy grande" pero no lo es, no te preocupes que entra perfectamente una vez la doblas y para hacerlo de manera más fácil puedes utilizar un lubricante con base de agua o, directamente, mojándola bajo el grifo antes. Como todo lo nuevo la primera vez te costará algo más pero ya verás como luego lo agradecerás 🙂

      Respecto a lo demás, la educación que hemos tenido y la sociedad en la que vivimos han hecho que ideas como que las relaciones sexuales son por y para la reproducción han calado muy hondo a veces. Abre tu mente y disfruta de tu sexualidad que es tuya y sólo tuya!

      cualquier otra duda que tengas no dudes en escribirme!

      un besito!

      Responder
  3. Hola
    Esta genial!! :3

    mis dudas son:

    como se sabe o como se puede identificar cual es la copa indicada para uno?

    y que tipos de copas hay y cuales son sus cualidades particulares que las diferencian de las demás?

    Responder
  4. Hola, me encanto tu articulo, la verdad yo era de compresas y tampones y con las compresas si era un horror, los días de mas flujo tenia miedo de manchones, empece a usar tampones y si ayudaban bastante los días de mayor flujo pero cuando era ligero hasta el tampon de menos absorción me causaba sequedad vaginal, y odiaba "esos días del mes", me decidí, compre la copa y la verdad ahora no la dejo, la primera vez que la use si me fue difícil acomodarla, pero al segundo o tercer día le agarre el truco. Recomiendo el uso de la copa menstrual al 100% y es un verdadero ahorro también, y claro, es un plus! 😀

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies