No te enfades pero…

No te enfades pero…

Seguro que más de una vez alguien os estaba hablando y ha comenzado una frase así o de ese estilo, ¿verdad? ¿Y qué hace automáticamente eso? Exacto, que te pongas a la defensiva, justo el efecto contrario, porque diciéndote que no te enfades de antemano te predispone a escuchar algo por lo que te puedas sentir afectadx. Lo mismo ocurre cuando alguien termina una relación -sea del tipo que sea- y te dice algo como “antes de nada, no quiero que pienses que aquello que pasó hace unas semanas tiene algo que ver” y, en el fondo, lo que te está diciendo es “esto es por aquello… y lo sabes”. Y es que a veces somos transparentes sin querer serlo e, intentando cubrirnos las espaldas, ponemos en bandeja nuestros verdaderos pensamientos. Es como el otro día que coincidí con una persona que, mientras nos tomábamos algo, no hacía más que esgrimir frases sobre la igualdad entre hombres y mujeres y como éstas últimas -si, nosotras- un día llegaríamos a estar a “su altura”. Qué altura es esa no lo se, pero desde luego éste si se cayó desde ahí y se quedó así, debe de ser muy alto. Su discurso en papel era bueno siempre y cuando no terminase sus frases porque cada puntillita final hacía lo que no quería que hiciese: mostrar lo machista que era. Curioso, ¿verdad? ¿Será por esto lo del refrán aquel de “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”? Porque podemos intentar decir todo lo que queramos, podemos cambiar nuestro discurso pero hay un pequeño detalle, que cuando no te crees...
Un método peligroso

Un método peligroso

Ayer fui a ver «A dangerous method«, la última película de David Cronenberg, en la que vemos la relación entre Carl Jung y su mentor Sigmund Freud o, como el diría, su «figura paterna» y la repercusión que tuvo la psicoanalista Sabina Spielrein en la creación del Psicoanálisis. Las altas expectativas muchas veces son el origen de la decepción y probablemente sea eso lo que a mi me ha ocurrido. Una película muy interesante y recomendable pero que, como antítesis del tema tratado: el psicoanálisis, se queda en la superficie y no es capaz de profundizar ni muchísimo menos de llegar a la catarsis.   Vemos relaciones de poder (Freud y Jung), relaciones de sadomasoquismo (Jung y Spielrein), traumas, interpretaciones de los sueños, transferencias y contratransferencias, pero desde un punto de vista alejado, nada clínico ni analítico, que creo que hubiese dado un verdadero impulso a la película.   Pasan por la película personas como Bleuler, totalmente de refilón. Una pena ya que Jung era su discípulo y, no sólo fue una persona que acuño términos como esquizofrenia, ambivalencia y autismo, sino que fue el que le dio la oportunidad de utilizar el método psicoanalítico en su propio hospital.   Sin embargo la película nos desvela algunas cosillas que igual no eran del todo conocidas, la influencia que tuvo Sabina Spielrein en el desarrollo de las teorías de Jung y cómo fue la instigadora del concepto «pulsión de muerte» que luego Freud desarrolló e hizo propio.   En resumen, una película interesante y entretenida, que no desvelará grandes cosas sobre el mundo psicoanalítico para aquel que no lo conozca,...
A dangerous method

A dangerous method

«A dangerous method» es la próxima película de David Cronenberg. Se estrenará para finales de año (aproximadamente, ya que aún no hay fecha asegurada) y en ella podremos ver la relación entre Freud y Jung y como crearon el psicoanálisis. Un viaje psicológico que tiene muy buena pinta y en el que no faltará una buena dosis de sexo, como no podría ser de otra manera siendo de Sigmund Freud de quien hablamos. Pinchando aquí podréis ver el trailer que ha colgado Felipe en «La Habitación Nº26». Preparémonos para la...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies