A mal tiempo, buena cara

A mal tiempo, buena cara

Buenos y blancos días a todos! Qué alegría me acaba de dar ver como empezaba a nevar y es que a todos nos pasa, el tiempo afecta nuestro estado de ánimo. El que un día nublado nos parezca más triste y nos haga sentir así, mientras que uno soleado nos haga estar más felices, es algo que nos ha pasado absolutamente a todos. Uno de los motivos que influyen en este cambio de los estados de ánimo es el poder disfrutar o no del aire libre. Un día lluvioso y frío nos va a invitar a estar en casa, a quedarnos metidos en la cama intentando alargar cada minuto que podamos estar calentitos en su interior, sin embargo, con un día soleado tendemos a salir a disfrutar. Pero no sólo esas obviedades hacen que nuestro estado de ánimo varíe, sino también el efecto físico que tiene el sol en nosotros. La serotonina es un neurotransmisor, que ayuda a transmitir mensajes en nuestro cerebro y que va a influir en nuestros estados de ánimo y en nuestro sueño, al mismo tiempo que afecta al funcionamiento vascular y la frecuencia del latido cardiaco. Está comprobado que la renovación de dicha sustancia en nuestro cerebro es menor en invierno que en verano, nuestro comportamiento va a depender de la cantidad de luz que nuestro cuerpo reciba por día. Por ello, en estaciones como otoño e invierno que son menos soleadas, aumentan los casos de despresión, al contrario que en verano y en primavera, que las concentraciones de serotonina aumentaría y por ello, estaríamos más felices. Independientemente de lo que nos aportan los...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies