A mal tiempo, buena cara

A mal tiempo, buena cara

Buenos y blancos días a todos! Qué alegría me acaba de dar ver como empezaba a nevar y es que a todos nos pasa, el tiempo afecta nuestro estado de ánimo.

El que un día nublado nos parezca más triste y nos haga sentir así, mientras que uno soleado nos haga estar más felices, es algo que nos ha pasado absolutamente a todos. Uno de los motivos que influyen en este cambio de los estados de ánimo es el poder disfrutar o no del aire libre. Un día lluvioso y frío nos va a invitar a estar en casa, a quedarnos metidos en la cama intentando alargar cada minuto que podamos estar calentitos en su interior, sin embargo, con un día soleado tendemos a salir a disfrutar.

Pero no sólo esas obviedades hacen que nuestro estado de ánimo varíe, sino también el efecto físico que tiene el sol en nosotros. La serotonina es un neurotransmisor, que ayuda a transmitir mensajes en nuestro cerebro y que va a influir en nuestros estados de ánimo y en nuestro sueño, al mismo tiempo que afecta al funcionamiento vascular y la frecuencia del latido cardiaco.

Está comprobado que la renovación de dicha sustancia en nuestro cerebro es menor en invierno que en verano, nuestro comportamiento va a depender de la cantidad de luz que nuestro cuerpo reciba por día. Por ello, en estaciones como otoño e invierno que son menos soleadas, aumentan los casos de despresión, al contrario que en verano y en primavera, que las concentraciones de serotonina aumentaría y por ello, estaríamos más felices.

Independientemente de lo que nos aportan los estudios médicos también habría que tener en cuenta numerosos factores. Relacionamos desde bien pequeños el verano con el momento de vacaciones, el menos estresante, el más divertido, hasta nos acostumbramos a pintarle una sonrisa al sol en los dibujos preescolares! Sin embargo, los días de lluvia eran los que no podías salir a jugar con los amigos, los que te quedabas en casa deseando que parase.
Lo mismo pasa con la nieve, así como el viento, el frío y la lluvia nos ponen de mal humor y nos hacen sentir incómodos, nos encontramos con que días que amanecen blancos nos entusiasman a la gran mayoría. El día que nevaba era el día de no ir al colegio, de salir a la calle a intentar construir un muñeco de nieve en mitad de una batalla campal de bolas, de ir a esquiar en algunos casos, de encender la chimenea en otros, etc. todo bajo un marco blanco incomparable.
tumblr_m5abz9qYYx1qls3jmo1_12801
No tenemos que dejar nuestro estado de ánimo en las manos del hombre del tiempo, veamos con un enfoque positivo nuestro día aunque se nos haya «aguado» algo, al fin y al cabo, de todo se puede sacar algo bueno.

Etiquetas: , , ,


También te pueden interesar...

3 Comentarios

  1. final perfecto al post. me extrañaba que no tuvieras unas palabras positivas para el mal tiempo. pues feliz día nublado y lluvioso a todos!! 🙂

    Responder
  2. Si nos tiene que afectar la climatología diaria en nuestro estado de ánimo…vaya día el de hoy…pero algo que dicen mucho los abuelos es eso de…deja que llueva que es bueno…tiene que llover para regar el campo…jejejej
    Ya vendrá el verano y nos quejaremos de calor…es que nunca estamos conformes ni a gusto,eh??
    Feliz día lluvioso a to2!!!

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies