La vagina infiel

La vagina infiel

Imagen de Fuente Se que el título os puede parecer curioso pero ya he perdido la cuenta de las veces que me han preguntado acerca de esto y es que debe haber algún tipo de rumorología extraña -además de una falta de educación sexual abismal- que dice que se puede descubrir si una persona ha tenido relaciones sexuales con otra por lo dilatada o no que esté su vagina. Antes de nada, desde ya lo digo, la respuesta es NO. La vagina está rodeada de músculos y todo esto hace que se contraiga y se dilate. Cuando una mujer está excitada, además de lubricar, la vagina se dilata, se prepara para un posible coito o penetración. Si la mujer no está excitada o no tiene una predisposición a tener una relación sexual, evidentemente, la vagina se notará más constreñida. Además, independientemente de la excitación, siempre puede haber diferencias en cuento a la percepción de lo “apretada o suelta” que esté la entrada de la vagina porque influyen muchos otros factores: el flujo cambia dependiendo de en que semana estemos respecto a la ovulación, si se está menstruando en el momento y también la postura sexual que adoptemos. Por otro lado, está la idea de que una vagina se puede “cerrar” si no se tienen relaciones sexuales durante algún tiempo, como si fuese un agujero para un pendiente que nos hemos hecho y luego arrepentido. La respuesta sigue siendo NO. Igual que porque no comas no se te cierra la boca, igual que porque duermas los ojos no se te quedan cerrados, igual que porque no introduzcas nada en tu nariz esta sigue...
Vulvas y vaginas

Vulvas y vaginas

Imagen: Kelly Martin Broderick En esta ocasión, colaboro con Malicieux MAG hablando de vaginas y vulvas porque siempre hay dudas al respecto y dificultades para saber si son lo mismo o no. No te quedes con la intriga y pincha aquí para leer el artículo...
Haciendo punto vaginal

Haciendo punto vaginal

Ahora que cada vez hay más gente que se anima a hacer punto, ya sea para hacerse su ropa, para regalar bufandas o para hacer muñequitos, ha llegado Casey Jenkins y le ha dado un giro bastante revolucionario… Esta activista y artista australiana ha grabado un corto que se llama «Casting of my womb» en el que explica como introduce cada día un ovillo de lana en su vagina y sacándola de ahí, poco a poco, es como va haciendo sus bufandita durante 28 días. Con este «vaginal knitting» lo que quiere es romper los tabúes creados entorno a la vagina de la mujer y lo hace todos los días, esté menstruando o no (así le da un poquito de color), además dice que a veces es muy excitante y es que ese hilo saliendo puede ser de lo más estimulante. Su performance ha causado mucho revuelo, supongo que porque su compañera de reparto sea su vagina… ¿o acaso creemos que si hiciese lo mismo pero metiéndose el ovillo en la boca tendría el mismo impacto?. Y numerosos comentarios son del tipo «que asco», «esta tía esta loca», etc. así que, igual si que era necesario que alguien hiciese algo así para que se vea que la vagina no es ese «agujero negro» que muchas piensan, para que vean que no es algo sucio y que, además, nos puede ayudar para que no nos robe la lana el gato 😉 ¿Qué opináis? Aquí os dejo el...
La vagina se me ha cerrado…colaboración con Proyecto Kahlo

La vagina se me ha cerrado…colaboración con Proyecto Kahlo

Imagen de Estrella Este mes también me he animado a contestar a la ¡Pregunta, pregunta! que nos planteaba una lectora y en la que afirmaba lo que da título a esta entrada «La vagina se me ha cerrado«. ¿Esto puede pasar? ¿y si no se practica coito durante mucho tiempo? no te pierdas la respuesta pinchando aquí....

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies