La vagina infiel

La vagina infiel

Imagen de Fuente

Se que el título os puede parecer curioso pero ya he perdido la cuenta de las veces que me han preguntado acerca de esto y es que debe haber algún tipo de rumorología extraña -además de una falta de educación sexual abismal- que dice que se puede descubrir si una persona ha tenido relaciones sexuales con otra por lo dilatada o no que esté su vagina.

Antes de nada, desde ya lo digo, la respuesta es NO.

La vagina está rodeada de músculos y todo esto hace que se contraiga y se dilate. Cuando una mujer está excitada, además de lubricar, la vagina se dilata, se prepara para un posible coito o penetración. Si la mujer no está excitada o no tiene una predisposición a tener una relación sexual, evidentemente, la vagina se notará más constreñida.

Además, independientemente de la excitación, siempre puede haber diferencias en cuento a la percepción de lo “apretada o suelta” que esté la entrada de la vagina porque influyen muchos otros factores: el flujo cambia dependiendo de en que semana estemos respecto a la ovulación, si se está menstruando en el momento y también la postura sexual que adoptemos.

Por otro lado, está la idea de que una vagina se puede “cerrar” si no se tienen relaciones sexuales durante algún tiempo, como si fuese un agujero para un pendiente que nos hemos hecho y luego arrepentido. La respuesta sigue siendo NO.

Igual que porque no comas no se te cierra la boca, igual que porque duermas los ojos no se te quedan cerrados, igual que porque no introduzcas nada en tu nariz esta sigue abierta, igual que si no escuchas no se cierran tus oídos… la vagina no se va a cerrar “por falta de uso”.

Lo que si que pasa es que, muchas veces, cuando has pasado un tiempo sin tener relaciones coitales y vas a volverlo a hacer, estás más pendiente de eso que de excitarte y pasarlo bien por lo que tu cuerpo se tensa entero y tu vagina también. En cierta forma es lo que instintivamente haces con la boca si yo me acerco con una cuchara de algo que no te guste, la cierras porque no te lo quieres comer, pues en este caso, como estás pendiente de un “me he cerrado y me va a doler”, eres tú misma la que haces que eso ocurra.

Tened todo esto en cuenta, por favor, cuando os preguntéis si vuestra pareja os ha sido infiel porque la habéis notado más dilatada que otras veces…

Cuando os preguntéis si su vagina más “apretada” significa que no ha tenido relaciones sexuales con otras personas…

Cuando os ponéis nerviosas pensando que, como hace un tiempo que no tenéis relaciones coitales, vuestra vagina se ha cerrado…

Cuando no creéis las palabras de vuestra pareja porque parece que su vagina “dice” lo contrario…

La vagina no es una bola de cristal.

Si piensas que tu pareja te ha sido infiel y no la crees cuando te dice que no, déjala.

Si no estás segurx sobre algo relacionado con tu pareja, pregunta, comunícate, habla con tu pareja, dialoga, expresa tus opiniones, tus sentimientos, escucha las respuestas y respeta. La confianza es algo esencial en una relación sana. ESENCIAL.

Si tienes dudas sobre como es tu vulva y la entrada de tu vagina coge un espejo, mírala, obsérvala, acariciala, tócala. Descubre tu cuerpo, investígalo y si, aún así, crees que algo no va bien acude a Ginecología, pide una revisión y resuelve tus dudas.

Adiós, vagina infiel. Adiós.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies