¿Síndrome postvacacional?

¿Síndrome postvacacional?

¡Hola a todos! Ya estoy de vuelta con fuerzas renovadas y ganas de hablar de muchos temitas, pensar en el próximo concurso, etc. ¿Y vosotros?, ¿ que tal la vuelta?. Espero que hayáis sido “malos” y hayáis disfrutado mucho! No hago más que leer “Síndrome postvacacional” por todos lados , lo que me parece bastante curioso teniendo en cuenta que no existe ese síndrome como tal. Que la vuelta es dura lo sabemos todos, que es muy fácil acostumbrarse a lo bueno y luego cuesta madrugar, los atascos, las horas en el trabajo que a veces parecen pasar en cámara lenta…pero ¿síndrome? ¡anda ya! entonces también tendríamos el “síndrome postdomingo”, el “síndrome postquericoqueestabaestehelado”, el “síndrome postrisasdefiestaconlosamigos”,… en fin, que la vida siempre termina volviendo a la normalidad y mi consejo es que hay que intentar tomarse la vuelta con buen humor y siempre pensando en positivo. Os recuerdo que para cualquier duda, comentario, curiosidad o pensamiento que cruce por vuestra cabecilla tenéis a vuestra disposición tanto la opción de añadir un “comentario”* como el e-mail: tengounadudilla@gmail.com Un beso a todos! *Si no quieres que se sepa tu identidad en los “Comentarios” elige la opción “Anónimo” o si prefieres la de “Nombre/URL” en la que puedes rellenar el nombre con lo que quieras y la URL dejarla  en...
Infidelidad

Infidelidad

La infidelidad…tema  complicado donde los haya porque ¿qué es ser infiel?. Para unos un coqueteo, para otros un beso, hay quien no lo considera infidelidad si no se llega al coito y otros dicen que  cualquiera de las anteriores  si intervienen los sentimientos. Lo que está claro es que, ante tanta posibilidad, lo primero sería “matizarlo” con nuestra pareja ya que no seríamos los primeros sorprendidos al encontrarnos al otro con otra persona y que nos diga “no pasa nada, ¡si es fuera del país no cuenta!”. Durante mucho tiempo se ha pensado que el hombre es más infiel que la mujer y se alegaba en su defensa que éste tenía una urgencia sexual que ella no sentía. Como ya vimos anteriormente en: “¿El deseo sexual es mayor en los hombres que en las mujeres?“, esto  no es así por lo que lo descartamos, pero, me pregunto yo ¿realmente la infidelidad es más habitual en el sexo masculino?. Ahí llegamos  a otra idea que surgió a partir de lo anterior: que la mujer engañaba más pero mejor, es decir, era más “lista” y se le pillaba menos. Mientras que, por  otro lado, se oyen afimaciones y prejuicios que dicen que son las parejas  homosexuales las más infieles. ¿Qué hay de cierto en esto? Yo diría que nada, ya que las encuestas son limitadas, las respuestas no suelen ser sinceras y, además, abarcan a grupos muy determinados de nuestra sociedad. La infidelidad es cuestión de personas, independientemente de sexo u orientación sexual y, lo más importante, ¿que más nos da?. Sea quien sea el más infiel (esto empieza a parecerse a...
ZzZzZzZzZzZz

ZzZzZzZzZzZz

¿Es peligroso o no despertar a una persona sonámbula? es algo que crea dudas. Se han oído muchas cosas sobre este tema, desde que les puedes dar un susto al despertarlos hasta que pueden padecer un infarto o ser agresivos con las persona que les despierta. Pues bien, esto no es verdad, despertar a un sonámbulo es como despertar a cualquier otra persona, lo único que ocurrirá es que si no están en su cama se desorientaran un poco pero eso es normal. Seguro que a más de uno os ha pasado alguna vez que duermes fuera de casa, te despiertas en mitad de la noche y, por un momento, no sabes donde estás, ¿verdad? pues esa es la sensación que puede llegar a tener, ni más ni menos. Hay que tener en cuenta que los episodios de sonambulismo se dan durante el sueño profundo, la fase NREM, por lo que puede costar despertarles un poco, pero lo mismo nos pasaría con una persona en dicha fase sin episodio incluido. La característica de esta fase del sueño (no-REM) es que el cerebro permanece inactivo mientras que el cuerpo está activo, es decir, en esta fase todos tenemos cierto tono muscular. Anteriormente hablábamos de como el cerebro se desconecta del cuerpo para que este no haga lo que sueña, pues en estas situaciones ocurre lo contrario a la “Parálisis del sueño”, es decir, nuestro cerebro esta dormido pero nuestro cuerpo no. De esta forma la persona es capaz de deambular por la casa, sentarse en la cama, etc. A veces se piensa que todo lo que puede hacer una persona...
El clítoris nos va salir muy caro

El clítoris nos va salir muy caro

No me gusta meterme en temas de política, pero ante una noticia así no puedo hacer más que comentarla. Hoy nos encontrábamos en los periódicos que uno de los proyectos a los que irá destinada la ingente cantidad de 26.597 euros (de los más de 845.000 euros que se disponen desde noviembre a “estudios feministas”) será para crear un “Mapa de Inervación y Excitación Sexual en Clítoris y Labios Menores; aplicación en Genitoplastia“. No quiero quitarle la importancia y/o utilidad que pueda tener esto, sobretodo para las personas con un diagnóstico en el que esté aconsejada la práctica de una genitoplastia (por ejemplo: intersexualidad, micropene,etc.) pero, sinceramente, no me parece que sea el momento adecuado y, si soy sincera, tampoco el fin de este estudio. Otros proyectos que se van a llevar a cabo son: “Reparaciones europeas contemporáneas y memoria de la esclavitud: esclavas negro-africanas y españolas abolivionistas (siglo XVI al XIX)“, “Topografías domésticas en el imaginario femenino. Una visión comparativa, transnacional y hemisférica“. La verdad, esto hace que me pregunte cómo hemos podido vivir hasta ahora sin estos estudios. En un país en el que el paro va creciendo día a día y el presidente habla de “austeridad” en el Congreso de los Diputados, me parece alarmante encontrarnos con noticias como esta. Está fenomenal para la gente que haya tenido que volver a casa de sus padres, para los que no encuentran trabajo o para los que necesitan ayudas para sus hijos,…¿por qué? porque así sabemos por lo menos donde está el dinero. Esto si que es una buena gestión de los fondos públicos. En fín, recorramos y...
A mal tiempo, buena cara

A mal tiempo, buena cara

Buenos y blancos días a todos! Qué alegría me acaba de dar ver como empezaba a nevar y es que a todos nos pasa, el tiempo afecta nuestro estado de ánimo. El que un día nublado nos parezca más triste y nos haga sentir así, mientras que uno soleado nos haga estar más felices, es algo que nos ha pasado absolutamente a todos. Uno de los motivos que influyen en este cambio de los estados de ánimo es el poder disfrutar o no del aire libre. Un día lluvioso y frío nos va a invitar a estar en casa, a quedarnos metidos en la cama intentando alargar cada minuto que podamos estar calentitos en su interior, sin embargo, con un día soleado tendemos a salir a disfrutar. Pero no sólo esas obviedades hacen que nuestro estado de ánimo varíe, sino también el efecto físico que tiene el sol en nosotros. La serotonina es un neurotransmisor, que ayuda a transmitir mensajes en nuestro cerebro y que va a influir en nuestros estados de ánimo y en nuestro sueño, al mismo tiempo que afecta al funcionamiento vascular y la frecuencia del latido cardiaco. Está comprobado que la renovación de dicha sustancia en nuestro cerebro es menor en invierno que en verano, nuestro comportamiento va a depender de la cantidad de luz que nuestro cuerpo reciba por día. Por ello, en estaciones como otoño e invierno que son menos soleadas, aumentan los casos de despresión, al contrario que en verano y en primavera, que las concentraciones de serotonina aumentaría y por ello, estaríamos más felices. Independientemente de lo que nos aportan los...
Music in the air

Music in the air

Hace ya unos días me comentaba un amigo que podía escribir sobre la música en el terreno sexual, pues bien, aquí estoy. La música no es esencial para que una relación sexual sea satisfactoria, no es requisito indispensable, sin embargo es un elemento que puede ayudarnos en numerosas situaciones. Es indudable que la música hace que se cree un clima específico y, por ello, escucharla puede ayudar a que las personas entren en clave erótica. En muchos sitios (libros, revistas, internet) aconsejan música suave y seductora para todo esto o música neutra que no te vaya a transportar a otro sitio: que si Sade, que si bandas sonoras como la de Gladiator, que si un streaptease con “You can leave your hat on” de Joe Cocker, etc. no voy a ser yo la que diga que no, pero por favor, un poco de originalidad y menos clichés, mejor utilizar música que oigamos habitualmente, es decir, que nos guste realmente y no sólo aquella que el cine o nuestro entorno haya decidido que debamos usar. Lo de que sea lenta o rápida ya va en cuestión no sólo de gustos sino del momento, ya que en momentos precisos, una música relajada nos puede llevar a detenernos y recrearnos a su son y en otros, una canción más movida puede hacer que la pasión se libere de forma sorprendente. Ahí ya se sabe: para gustos los colores. De hecho, el ritmo de la música nos puede ayudar en lo que queramos conseguir, me explico, si una pareja quiere durar más realizando el coito, una canción más lenta le ayudará a conseguirlo...
Página 7 de 8« Primera...45678

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies