Hola, me llamo Marta y soy… sexóloga

Hola, me llamo Marta y soy… sexóloga

Esta mañana me he encontrado en el e-mail la siguiente pregunta de Elena: “Marta, me gustaría saber como les contastes a tu familia y amigos que ibas a estudiar un master de sexología porque yo estoy en esa situación y se me hace muy difícil por lo que puedan pensar.” ¿La verdad? No me lo planteé, trabajar haciendo terapia sexual y de pareja era a lo que me quería dedicar y no le di más vueltas. ¿Cómo lo dije en mi entorno? Pues igual que si me hubiese decidido a hacer uno, yo que se, de Psicología Infantil por ejemplo, ¿por qué? porque para mi no tiene absolutamente nada de malo ni denigrante ni me convierte en nada raro. Eso si, te encontrarás con muchas respuestas por tu camino. Aquellos que cuando se enteran de que eres sexóloga sólo pueden añadir con mirada picarona “aaaah! entonces tu debes saber mucho de sexo, ¿me enseñas alguna cosa?” y tú te quedas pensando “que pena que la madurez no se enseñe aunque no estaría mal un poquito de respeto y educación” Luego están los que te miran y rezan por dentro para que no vayas al infierno porque claro, hablar de sexo tiene que ser pecado… y los que piensan que el estudiar sexología y la prostitución casi van de la mano…lamentable. Cuando estudié el master, en clase éramos todo mujeres y un único hombre  (un besito desde aquí a todas y a Luis!) y, cuando lo comentabas fuera, casi siempre se daban 2 respuestas: “¿sólo uno? es gay, ¿no?” y otra “¡que listo! ¡como se tiene que poner las botas!” El tipo de orgía que se pensaban que era...
Curiosidades curiosas 7

Curiosidades curiosas 7

A lo largo de estos días de ausencia (perdón, perdón, perdón) me he encontrado muchas cosillas por internet así que no me queda otra que volver con un “Curiosidadeeeees curiosaaaaas” (leer en modo “Celebrities” con el “Ahí va, que chorrazo” y todo) Oda al falo:   En la tienda online Etsy nos podemos encontrar una nueva colección bastante genitalizada, vamos, que se basa única y exclusivamente en el pene. ¿Qué nos encontramos? Pendientes, broches, adornos, etc. ¿Por qué llevar una mítica flor en la solapa pudiendo llevar un pene multicolor?   ¿Y qué tal unos collares vaginales?   Si, amigos, estos de Etsy venden de todo y puedes comprar unos colgantes bastante originales. Pero aún hay más ya que si mandas una foto de tu propia vagina te la hacen. ¿Cómo os quedáis? ¿Exibicionista pero acomplejado?     El exibicionismo existe de múltiples formas. Los hay que muestran su cuerpo desnudo, otros desnudan directamente su vida en las redes sociales, etc. pero cuando se habla de exibicionista muchas veces viene a la cabeza la imagen del hombre con gabardina que intenta sorprender…y esta es la noticia que he encontrado pero un pelín variada ya que en Estados Unidos (como no) han detenido a un joven de 26 años que se dedicaba a hacer esto y, al hacerlo, han descubierto que el pene que mostraba no era suyo sino uno comprado en una juguetería… ¿Has encontrado alguna otra curiosidad curiosa y crees que estaría bien que la compartíese en Destino: Placer? ¿Te ha  surgido alguna pregunta, duda o curiosidad? Pues ya sabes lo que toca! Mándame un mail a tengounadudilla@gmail.com,...
Para atrás como el cangrejo

Para atrás como el cangrejo

“Para atrás como el cangrejo” es una expresión que siempre ha utilizado mi padre cuando le entregabas unas malas calificaciones del colegio y esa es la nota que se llevaría hoy, por mi parte, la sanidad pública. Hace unos años tú podías ir a tu ambulatorio y pedir una cita con tu ginecólogo sin más complicaciones. Ibas el día indicado y el ginecólogo te hacía una revisión completa: mandaba análisis de sangre, hacía citología, ecografías si eran necesarias, palpación de las mamas por si había algo, etc. Te ibas y en nada de tiempo el médico de cabecera se ponía en contacto contigo, te comentaba los resultados y listo! ¿Ahora? Ahora lo primero de todo es pedir cita con tu médico de cabecera…que me parece bien que haya que filtrar para que los especialistas no se vean saturados por consultas innecesarias pero vamos, que de cómodo tiene más bien poco. LLegas a tu médico ¿y que te encuentras? que al ginecólogo ya no le vas a ver ni en pintura en tu revisión. Que te miran con cara rara cuando comentas lo del análisis de sangre porque eso no se hace a los menores de 35 años (ni aunque te explicasen el primer año que te recetaron la píldora que es necesario un análisis de sangre anual) y ¿palparte el pecho? que va!! eso no pasa nada, ¿no ves que eres muy joven? hasta los 35 nada. La citología si, con la matrona…menos mal! algo me revisan! ¿Conclusión? ¿Los menores de 35 años tenemos una salud de hierro? ¿Somos una nueva generación de superheroes y nadie nos lo había...
JAJAJAJAJA

JAJAJAJAJA

En un día como hoy, el día de los inocentes, no hay que olvidar una de las cosas más importantes en la vida: la risa y el sentido del humor. La Risoterapia es una estrategia psicoterapéutica que nos proporcionará beneficios a través de la risa. Normalmente se practica en grupo y forzando carcajadas pero es lo que tiene el “efecto contagio” que enseguida nos encontraremos riendo de verdad. ¿Y cuales son los beneficios de la risa? Aquí os dejo 10 razones por las que es bueno reirse: 1.- Gestionar los niveles de hormonas: menos estrés, más endorfinas. La risa reduce hormonas como el cortisol (conocida como la hormona del estrés), aumentando el nivel de las endorfinas (hormona del placer o la felicidad). 2.- La risa equivale a un ejercicio aeróbico por lo que hasta nos ponemos en forma! Reir 100 veces equivale a 10 minutos en una máquina de remos o 15 en una bicicleta estática. 3.- Alivio físico y emocional. Al igual que el llanto, la risa proporciona una liberación tanto física como emocional, hablando en palabras “de estar por casa”: te quedas agusto. Y como es mejor reírse por no llorar, todos a soltar carcajadas! 4.- Visión más positiva de la vida. La risa aleja sentimientos como la ira, la culpa, el estrés, etc. por lo que te sentirás más alegre y verás las cosas desde un punto de vista más optimista. 5.- ¿Una amenaza o un desafio? Nuestra respuesta ante un determinado evento no es la misma si interpretamos el mismo como algo amenazante o, al contrario, como un desafio que podemos superar. La risa nos hará ver...
Propósitos de pre-año nuevo

Propósitos de pre-año nuevo

Mucha gente se dedica estos últimos días del año a hacer una lista con millones de propósitos para el año nuevo que va a comenzar… ¿que pasa a menudo con esas listas? que luego se olvidan, no se consiguen o crean frustraciones en la mayoría de los casos… Para hacer una lista lo mejor es no hablar en absolutos, no es escribir en ella “voy a conseguir trabajo” por ejemplo, sino que vamos a ser más ambiciosos… ¿por qué no especificar? “voy a intentar conseguir el trabajo tal en la empresa tal” y veréis como así vamos más directos a por ello. Por otro lado, los años son muy largos y muchas veces los propósitos pierden fuerza así que yo propongo un propósito por día de aquí a que el año nuevo termine, ¿que os parece? llamémosle “propósitos de pre-año nuevo“. Un día, por ejemplo, puede ser hacer aquella llamada que llevas tiempo pensando en hacer y al final pasa el día y por a o por b no has hecho. Otro día puede ser un día únicamente dedicado a ti y a tu placer ¿que te gusta? ¿que te apetece? ¿una noche loca? ¿un trillón de palomitas viendo una peli? ¿una comida con tu mejor amigo o amiga? ¿una cena con algún familiar al que no ves tanto como quisieras? adelante!! el mundo es tuyo y tienes en tu poder la capacidad de al menos intentarlo. Para crear nuestra lista tenemos que ser ambiciosos pero al mismo tiempo realistas…es absurdo soñar con Brad Pitt pero quizás lo sea menos si tienes en mente aquel chico que te cruzas...
¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Acabo de volver de ver la última película de Woody Allen: “Midnight in Paris” (os la recomiendo al 100%) y me he quedado pensando en aquella frase repetida hasta la saciedad y que ya chirría: “cualquier tiempo pasado fue mejor“. Esa idealización absurda que tenemos los seres humanos de pensar que en tal año o tal época las cosas eran más fáciles, se vivía mejor, etc. Claro! porque no te ha tocado vivirlas! Y esto lo traslado a las parejas…seguro que más de uno conocéis a alguien que vive con el lastre de una relación pasada. Y digo lastre porque ese sentimiento-pensamiento lo lleva a todas partes consigo, incluso a nuevas relaciones. Hay que saber cerrar puertas y no dejarse arrastrar ni por “lo bueno que fue aquello y ya no lo tengo” ni por “que mal lo pasé con Fulanito“. Hablando de esto no se me ocurre que mejor manera de expresarlo que con un texto de Paulo Coelho que descubrí hace ya unos años. Espero que os guste…   Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente “revolcándote” en los por qué, en devolver el cassette y tratar...
Página 5 de 7« Primera...34567

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies