Noticia: nuevo fármaco para la Disfunción Erectiva.

Noticia: nuevo fármaco para la Disfunción Erectiva.
Pinchando aquí os dejo un enlace a una noticia que nos encontrábamos hoy en los periódicos, la aparición del llamado «hijo de Viagra».
Una Disfunción Erectiva es lo que se conoce normalmente como «impotencia», es decir, el fracaso o dificultad en mantener u obtener una erección adecuada para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Es una disfunción sexual del hombre que se da en la fase de excitación y afecta a un 12% de la población española.
Ante un caso de disfunción eréctil lo primero que hay que hacer es ser diagnosticado por un médico, ya que pueden existir diferentes causas y cada una de ella serán tratadas de forma diferente.
Si el origen es psicológico o emocional, el tratamiento más adecuado será una terapia psicosexual, ya que puede estar provocado por miedos, depresión, conflictos dentro de la relación de pareja, una situación estresante vital o ansiedad frente a la realización del coito, sentimientos de vergüenza o culpa, baja autoestima o mala educación sexual (relacionada con mitos).
Cuando la causa es psicógena normalmente el hombre ha tenido erecciones hasta que, en un momento dado, no lo consigue o descubre que no puede lograr una erección con una persona determinada. En algunos casos, son relativas a la penetración y no tiene problemas al masturbarse o con sexo oral.
Pero el origen también puede ser orgánico o médico, por factores neurológicos, vasculares o endocrinos. En estos casos si que es necesario un tratamiento farmacéutico.
Cuando un estímulo se percibe como sexual, el cerebro va a desarrollar un reflejo que libera óxido nítrico para relajar los cuerpos cavernosos del pene y, de esa forma, permitir que se llene de sangre y se tenga una erección. Los medicamentos como la Viagra lo que van a hacer es ayudar a que se libere ese óxido nítrico por lo que pueden ayudar.
A veces la causa es mixta, es decir, consta tanto de un componente psicológico como de otro orgánico por lo que sería adecuado llevar a cabo ambos tratamientos, tanto el médico como la terapia sexual.

Etiquetas: , ,


Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies