Masturbación culpable

Masturbación culpable

Ilustración de Ninde para PK Oioioioioiiiiiiii… ¿pero dónde tengo la cabeza? Si ya casi se acaba Mayo y no he compartido con vosotrxs el artículo que escribí en Proyecto Kahlo este mes. ¡Que desastrito! 😛 Este mes el tema era la culpa y por ello en él os hablo de la masturbación culpable porque hay personas que no disfrutan del autoerotismo porque la culpa las persigue. Así que no os lo perdáis y que la culpa NO os acompañe. Podéis leerlo pinchando...
Entre la vigilia y el sueño

Entre la vigilia y el sueño

Esta mañana me he despertado cuando he creído escuchar mi nombre, como si alguien me llamase, pero no era así, tan sólo era una ilusión que se colaba entre mi sueño y el despertar haciéndome “alucinar” y nunca mejor dicho. Seguro que muchxs de vosotrxs habéis tenido falsas percepciones al intentar conciliar el sueño o nada más despertar, a estas sensaciones se les llama Alucinaciones Hipnagógicas (se dan justo antes de dormirse) o Hipnopómpicas (se dan cuando nos estamos despertando). Hay personas que, justo antes de dormirse, han llegado a responder a algo que no se ha preguntado siquiera o han creído ver a alguien, también se han dado casos en los que han tenido la sensación de salir de su cuerpo y verse a sí mismos desde fuera… y es que, muchas veces, lo que unos consideran una experiencia paranormal, es en realidad sólo eso, una ilusión. No hay que preocuparse, porque nada de esto es patológico, es un momento en el que, por así decirlo, una parte de tu cerebro ya está en “modo dormir” mientras que otra no, por lo que se mezclan las dos cosas, de ahí que se viva como real y se crea estar despierto pero, al mismo tiempo, se tenga la visión propia de un sueño. Algunos ejemplos de las Hipnopómpicas, es decir de las que suceden cuando nos despertamos, podrían ser el oír que alguien nos llama, el escuchar el despertador o el teléfono sin que este haya sonado, el sentir que alguien nos está tocando o está encima, etc. A veces, también sucede que te despiertas y por un momento sientes que no te puedes mover, como si tu cuerpo estuviese totalmente paralizado,...
Vaginismo: no puedo practicar el coito

Vaginismo: no puedo practicar el coito

A algunas mujeres cis les pasa que, cuando intentan mantener una relación coital, se da una contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico que hacen que la vagina “se cierre” provocando dolor, ardor y una imposibilidad para practicarlo. En estos casos estaríamos hablando de vaginismo. Se suele diferenciar entre dos tipos: 1. Vaginismo primario: personas que lo padecen desde siempre. Es habitual que incluso les haya afectado en otras situaciones de su vida, como puede ser al intentar usar un tampón o hacerse un examen ginecológico 2. Vaginismo secundario: cuando la mujer ha mantenido relaciones coitales satisfactorias durante su vida pero, llegada a determinado momento, empieza a resultarles imposible. Hay mujeres que viven esta experiencia con vergüenza, culpa y hasta confusión llegando a creer que su vagina está cerrada literalmente. Para entender mejor todo vamos a verlo con un ejemplo práctico: Coged la mano izquierda y cerradla en un puño sin apretar Con el dedo índice de la mano derecha intentad meterlo dentro del puño de la mano izquierda, se puede, ¿verdad? Ahora vamos a volver a hacer la prueba: Cerramos la mano izquierda en un puño pero esta vez lo apretamos con fuerza Luego intentamos introducir el dedo de la otra mano en el interior… ¿resultado? Se ha complicado la cosa, ¿verdad?. O no habéis podido, o habéis tenido que “escarbar” para conseguirlo y, seguramente, os ha resultado incómodo, tanto en el puño en sí como en el dedo que se intentaba abrir camino. Eso es lo que se encuentran una persona que padece vaginismo y su pareja. “¿Y por qué no relaja los músculos?” podéis preguntaros. Pues porque, básicamente, la contracción se hace de manera involuntaria y, a...
Equilibristas sexuales

Equilibristas sexuales

Ilustración de Qam para PK   Este mes en Proyecto Kahlo hablamos de Equilibrios -no precisamente porque lxs que formamos parte del proyecto estemos muy equilibradxs ;)- y en mi artículo hago un repaso a alguna de las posturas del Kamasutra, ese manual que parece que cuenta con que todos seamos capaces de sujetarnos haciendo el pino tan sólo con los meñiques. Podéis leerlo pinchando aquí. Espero que lo disfrutéis...
¿Vives esperando el fin de semana?

¿Vives esperando el fin de semana?

Vivimos la semana trabajando y dejamos los fines de semana para el descanso y la diversión que es lo habitual y, si siempre se ha hecho así, ¿quienes somos nosotros para cambiarlo? Tendemos a vivir temiendo a los lunes y deseando que llegue el viernes sin darnos cuenta de que, de esta manera estamos realmente viviendo tan sólo 2 días a la semana… ¿estamos locxs? ¿en serio vamos a desperdiciar tantos días? No, no, no y no. A ver, que claro que hay que trabajar y, evidentemente, esto nos va a quitar tiempo del día pero podemos mejorar 2 cosas: – La actitud con la que vamos al trabajo. Suena el despertador y querrías mandarlo haciendo un doble tirabuzón hasta Finlandia pero en cambio te levantas, gruñes, tienes sueño, no quieres ir a trabajar y, si no fuera porque no tienes 5 años, te tirarías al suelo y tendrías una pataleta. Lo se, lo se… ea ea eaaaaa. Pero ¿y si vemos el lado positivo? ¿y si pensamos en lo que ese trabajo nos va a aportar? y, ya puestos, ¿si sonreímos un ratillo por ello? Igual, hasta nos cruzamos con otro “zombie currante” por la calle al que nuestra sonrisa le despierta y eso está fenomenal, ¿verdad? – “El tiempo” de trabajo no se tiene que convertir en “el día” de trabajo. Entiendo que hay semanas que por A o por B el trabajo nos acompaña a casa, entiendo también que a veces hay que “contestar a ese e-mail” o “hacer esa llamada” -¡maldita-bendita tecnología!- pero, por lo demás, tenemos que aprender a desconectar. Dejad el trabajo de lado en un punto determinado del...
Página 12 de 115« Primera...1011121314...203040...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies