Existe vida más allá del coito

Existe vida más allá del coito

Por mucho que sepamos que una relación sexual implica algo más que un coito e, incluso, puede darse sin la existencia de éste, es muy común que la gente entienda que “mantener relaciones sexuales” se limita a eso, porque vivimos en una sociedad muy coitocéntrica en la que parece que esa es la única medida válida y que ser virgen o no -según su idea de virginidad- es un estigma que hay que arrastrar a las espaldas. Estamos acostumbrados a escuchar a la gente hablar de juegos preliminares. Ahí lo tenéis, preliminar, el preámbulo a algo, como si esos juegos fuesen el telonero del grupo al que hemos ido a escuchar. Eso lo único que hace es centrar la relación en el coito, poner toda la presión en él. Podemos besarnos de manera apasionada, tocarnos, acariciarnos, excitarnos, practicar sexo oral pero parece que todo ello sólo es la mecha para que se dispare el gran cohete: el coito. Tendríamos que considerar una relación coital por lo que realmente es, una práctica sexual más, no un fin, quitarle la importancia que se le ha dado y entender que muchas veces otras prácticas son incluso más íntimas que esa. Al poner al coito en un pedestal lo único que estamos haciendo es relativizar la importancia del resto y, sin embargo, nos encontramos con millones de problemas por culpa precisamente de ello. En el caso de las mujeres, tras millones de encuestas repetidas hasta la saciedad, hemos visto como muchas de ellas afirman que prefieren los juegos que tienen antes, que el coito en sí. Al mismo tiempo, por consulta aparecen muchísimos hombres con...
La “píldora” masculina 2

La “píldora” masculina 2

Planteando la posibilidad de que la píldora masculina se convirtiese realmente en una pastilla, cuya administración fuese de la misma forma que la femenina (es decir, tomar una cada 24 horas), se ha hecho un estudio en la universidad británica de Tesside, para ver que acogida tendría. Un gran porcentaje de hombres aceptaría tomarla de buen grado, mientras que las mujeres desconfían de que sean capaces de recordar su toma diaria de manera eficaz. El mismo estudio se ha realizado en algunos estados de U.S.A. y en Australia, donde se va haciendo una campaña concienciadora sobre el tema y los resultados son mucho más positivos. Tiempo al tiempo que aún queda mucho que avanzar sobre este tema y, como os comentaba en la anterior entrada, los efectos secundarios pueden todavía no haberse manifestado en tan corto plazo de tiempo. ¿Tú, como hombre, estarías dispuesto a tomarla? y ¿tú, como mujer, confiarías en este método anticonceptivo? Me encantaría saber vuestra...
La “píldora” masculina

La “píldora” masculina

Los avances de la medicina a veces nos dejan asombrados o, al menos, así me he quedado yo al leer la noticia que afirma que en el Centro de Investigación Nacional de Pekín han hecho un estudio probando por primera vez la que se llama coloquialmente “píldora” masculina. La eficacia de este nuevo invento ha sido de un 99%, es decir, una cifra similar a la píldora anticonceptiva femenina. No es una píldora en realidad, sino unas inyecciones anticonceptivas que van a mandar una orden al cerebro para que éste interrumpa la producción de esperma. El proceso es reversible y los sujetos utilizados en el estudio consiguieron volver a un nivel normal en el número de espermatozoides pasados entre 4 y 6 meses. El doctor Yu-Qun Gu, que ha llevado a cabo el estudio, afirma que “el régimen anticonceptivo hormonal puede ser una alternativa nueva y viable para el hombre”. Aunque no se han visto, de momento, efectos secundarios ha aclarado que habría que esperar por si se diesen problemas cardiovasculares, de próstata o de comportamiento. Ya veremos con el tiempo en que queda todo esto. No hay nada que no inventen los...
¿El deseo sexual es mayor en los hombres que en las mujeres?

¿El deseo sexual es mayor en los hombres que en las mujeres?

La verdad es que si preguntas por la calle, consultas en internet e, incluso, si se lo comentas a algún que otro profesional, te encontrarás con que esta creencia está tremendamente arraigada en nuestra sociedad a pesar de ser una falacia. El deseo sexual es por naturaleza exactamente igual en hombres como en mujeres, el problema es que todavía pesa esa “educación” que hemos recibido y parece que una mujer que tenga mucho deseo es una especie en extinción. Pues despertad, chicos, porque esa es la realidad. Que un hombre consuma revistas pornográficas, vea películas o confiese que se masturba es algo que todo el mundo ve con normalidad, pero cuando es la mujer la que lo hace los gestos de aprobación brillan por su ausencia. Los mensajes represivos y anti-sexuales hacia las hijas, se maman en numerosas familias españolas hoy en día, legado de la educación recibida por los padres y de la idea del sexo como algo pecaminoso. El deseo sexual no es una necesidad primaria (no te mueres si no tienes sexo) sino que surge cuando tenemos un excedente de energía y de los estímulos sexuales que ya hemos experimentado, es decir, existe lo que podemos llamar la Memoria del Placer. Ésta almacena todo aquello que nos haya producido placer y va a reforzar que tengamos deseo ante determinados estímulos. Os pongo un ejemplo con comida para que lo veáis de forma más sencilla, si tenéis hambre en un momento dado podéis llegar a fantasear (desear) con tomaros un pincho de tortilla, ¿por qué? porque en otras situaciones, cuando os lo habéis tomado, se os ha...
Noticia: nuevo fármaco para la Disfunción Erectiva.

Noticia: nuevo fármaco para la Disfunción Erectiva.

Pinchando aquí os dejo un enlace a una noticia que nos encontrábamos hoy en los periódicos, la aparición del llamado “hijo de Viagra”. Una Disfunción Erectiva es lo que se conoce normalmente como “impotencia”, es decir, el fracaso o dificultad en mantener u obtener una erección adecuada para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. Es una disfunción sexual del hombre que se da en la fase de excitación y afecta a un 12% de la población española. Ante un caso de disfunción eréctil lo primero que hay que hacer es ser diagnosticado por un médico, ya que pueden existir diferentes causas y cada una de ella serán tratadas de forma diferente. Si el origen es psicológico o emocional, el tratamiento más adecuado será una terapia psicosexual, ya que puede estar provocado por miedos, depresión, conflictos dentro de la relación de pareja, una situación estresante vital o ansiedad frente a la realización del coito, sentimientos de vergüenza o culpa, baja autoestima o mala educación sexual (relacionada con mitos). Cuando la causa es psicógena normalmente el hombre ha tenido erecciones hasta que, en un momento dado, no lo consigue o descubre que no puede lograr una erección con una persona determinada. En algunos casos, son relativas a la penetración y no tiene problemas al masturbarse o con sexo oral. Pero el origen también puede ser orgánico o médico, por factores neurológicos, vasculares o endocrinos. En estos casos si que es necesario un tratamiento farmacéutico. Cuando un estímulo se percibe como sexual, el cerebro va a desarrollar un reflejo que libera óxido nítrico para relajar los cuerpos cavernosos del pene y,...
Eyaculación femenina

Eyaculación femenina

Este es un tema que siempre ha estado en el limbo entre el mito y la realidad, pero la verdad es que sí, la eyaculación femenina existe. Entendemos por eyaculación femenina aquella emisión de fluido durante el orgasmo que algunas mujeres presentan. Esta definición podría matizarse ya que, algunos expertos, afirman que la eyaculación femenina se da en todas las mujeres, variando la cantidad de líquido o el destino de la emisión del mismo (en algunas ocasiones es expulsado hacia el exterior a través de la uretra y en otras hacia el interior, a la vejiga). Siempre ha sido un tema a debatir ya que muchos médicos han afirmado que no existe, que realmente es producto de un cierto nivel de incontinencia urinaria, pero cuando algunos expertos se han puesto a analizar dicho líquido, se ha encontrado que, aunque se contienen trazos de urea en niveles mínimos, hay diferencias bioquímicas entre ambos líquidos. ¿De dónde viene esa eyaculación? Tal como apuntan Testud y Latarjet (1975) alrededor de la uretra se disponen abundantes glándulas uretrales, parauretrales y de Skene, que en conjunto forman la llamada “próstata femenina”. El fluido es expelido durante el orgasmo como resultado de las contracciones orgásmicas y muchas mujeres lo viven como una sensación de tener que orinar en el momento del clímax. ¿Qué provoca esta eyaculación? Además de ser consecuencia de las contracciones pélvicas derivadas del orgasmo, parece ser que la estimulación del punto G (situado en el tercio medio de la pared anterior de la vagina) puede inducir o aumentar dicha eyaculación. Hablando con muchas mujeres es sorprendente el número de ellas que la...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies