Vacaciones en pareja, ¿planazo?

Vacaciones en pareja, ¿planazo?

Vacaciones, tu pareja, tú y un viaje. PLANAZO. O no. Hay una realidad que lxs especialistas en terapia de pareja nos encontramos siempre a la vuelta de las vacaciones. No es la vuelta al cole, ni la cuesta de enero, pero es algo que, al igual, se hace muy cuesta arriba y es el aumento de las consultas por los problemas de pareja. Y es que en ese momento paradisiaco, ¿qué ha podido ir mal?. Voy a hacer un repaso de diferentes cosillas que ocurren la mayoría de las veces y vemos soluciones a ello, ¿vale? ¡Agarraos al flotador que vamos!   Decepciones. En la vida no podemos estar siempre de vacaciones -¡ojalá!- y la vuelta a la “rutina” tras unos días de no hacer nada puede ser dura y, muchas veces, las frustraciones las pagamos con nuestra pareja. Volver a madrugar, que si hay que poner la lavadora, que siempre soy yo quien hace la cama, que si yo siempre tengo que fregar los platos, el trabajo, las preocupaciones, las obligaciones y la falta de tiempo de ocio, etc. Si, se vive muy bien de vacaciones, eso está claro pero si nuestra realidad tras ella se convierte en algo “tan doloroso” algo estamos haciendo mal. No vamos a vivir 11 meses de tristeza y sufrimiento para disfrutar uno, ¿no?. Hagamos que todos los días tengan algo bueno, regalémonos momentos en pareja, a solas, reservemos días de no hacer nada o de hacerlo todo, tengamos presente siempre esas cosillas que en vacaciones tanto nos gustan y disfrutemos de ellas todo el año.   Familia. Muchas personas aprovechan para pasar las vacaciones con la familia. En ocasiones es la propia, en otras la...
Miedo

Miedo

  Cuando algo nos da miedo, tendemos a hacer lo que hacíamos de peques: escondernos, no mirar. 🙈 Pero a veces no funciona. De hecho, al no mirar, sentimos aún más miedo porque… ¿seguirá ahí? ¿estoy a salvo? 😰 Por eso a veces es bueno que nos quitemos el cojín de la cara, porque no ver algo no hace que desaparezca y porque en muchas ocasiones, cuando nos paramos a mirarlo, comprobamos que era peor lo que imaginábamos que lo que es en realidad. El miedo se esconde en muchos sitios. Aparece en cualquier momento o rincón. El miedo a veces moviliza y otras paraliza, nos maneja a su antojo si le dejamos. Por eso es importante analizar lo que se teme y entender que, a pesar de que a veces pueda resultar difícil, podemos superarlo, podemos enfrentarnos a él. Superemos nuestras inseguridades y digamos bien alto: no te tengo miedo, ¡miedo! 👻 Que la vida es más bonita cuando nos movemos hacia algo y no huyendo de algo 💜   ____ Sígueme en Instagram para no perderte estas cosillas...
¿Y si no puedo con todo?

¿Y si no puedo con todo?

Muchas veces nos cargamos a nuestras espaldas nuestras mochilas y las de los demás. De golpe y porrazo pasamos de ser un ser humano más a la persona sobre la que se sustentan hasta las leyes de la física. Hay veces que lo vemos, nos damos cuenta de lo que ello supone, abrimos los ojos y decidimos querernos y cuidarnos. Otras veces hemos pasado de nuestras señales de alarma, hemos ignorado todo lo que indicaba que no podíamos seguir por ahí, nos hemos dicho que podemos seguir adelante, nos hemos exigido una sonrisa cuando no apetecía y hemos llenado el tiempo de millones de cosas para no darnos cuenta de que no podemos más. Hasta que algo nos hace parar de golpe y nos obliga a abrir los ojos y a mirar hacia adelante. Sin alternativa. Lleguemos por nuestra cuenta u obligadxs por personas o circunstancias casi siempre nos encontramos lo mismo. Nos damos cuenta de que hace tiempo que nos hemos ignorado y que, si nos pudiésemos llamar a nosotrxs mismxs, comprobaríamos que tenemos cientos de llamadas perdidas, mensajes en el buzón de voz y whatsapps sin contestar. Hemos pasado de las señales de alarma porque en esta sociedad de postureo y hastags el de #nopuedomás no se lleva. Porque sentimos que no tenemos derecho a cuidarnos o que somos egoístas si lo hacemos. Si no tienes trabajo es porque no lo has buscado. Si no estás contentx con el trabajo que tienes “no tienes derecho a quejarte” -¿perdona?- porque “al menos tienes trabajo”. Si tu relación de pareja no te satisface es porque “pides demasiado” y si...
Prejuicios

Prejuicios

¿En qué os fijáis primero? ¿en las manchas del cristal o en el atardecer que se adivina tras él?👀 Muchas veces nos perdemos lo importante porque nuestro propio cristal no nos deja verlo. Así que asegúrate de limpiarlo todo lo que puedas. O abre la ventana directamente. (En un avión no, no me seas cafre 🙈😂) Que nunca te pierdas un atardecer. Que sigas sintiendo que flotas, que vuelas, que vives ☀️   ____ Sígueme en Instagram para no perderte estas cosillas...
Decepción

Decepción

Hay cositas que decepcionan. Tú esperabas encontrar la cara del dibujo en el helado y no la encontraste. Y no pasa nada. La vida sigue, nada cambia. Hay personas que decepcionan. Y duele. Todo cambia. Todo parece un decorado de IKEA: parece una casa, tiene forma de casa, pero NO es una casa. Y pasan cosas. Lloras, despiertas, sientes ira, abres los ojos. Y dices adiós. Y al final un adiós no deja de ser un hola a algo nuevo. Todo ha cambiado pero la vida sigue. Y volverán a decepcionarte personas pero saldrás adelante. Y volverás a comprarte otro helado confiando que sea como el de la foto. Y lo será. ✌   ____ Sígueme en Instagram para no perderte estas cosillas...
Página 2 de 11212345...102030...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR ACEPTAR
Aviso de cookies